Se acerca la noche más terrorífica del año y queremos aprovechar para hablar sobre los errores más frecuentes a la hora de confeccionar tus cortinas que pueden convertir este momento en la experiencia más aterradora:

  1. No elegir el tejido adecuado

En el momento de elegir el tipo de tejido, el color y el diseño del mismo es imprescindible tener en cuenta el tipo de estancia, la decoración de la misma, el tipo de ventana y su orientación. Por ejemplo, un visillo muy transparente en un dormitorio posiblemente te dificultará un buen descanso o un tejido muy pesado u oscuro en una habitación pequeña nos puede generar sensación de asfixia.

  1. No tomar las medidas correctas 

Una mala medición puede destrozar el mejor tejido y la mejor confección. Cuando tomes las medidas de la ventana no olvides añadir un mínimo de 60 cm a la anchura de la ventana. Esos 30 cm a cada lado, además de dar amplitud a la estancia, te permitirán descorrer las cortinas con comodidad y abrir fácilmente la ventana.

  1. Cuidado con la altura

Unas cortinas cortas empequeñecerán tu habitación y dará sensación de cortinas reaprovechadas. Nuestra elección son cortinas sujetas al techo y que arrastren por el suelo. Tus cortinas quedarán estilizadas y elegantes. Por tanto, no olvides añadir al alto de la cortina una vez confeccionada 35 cm más para la cabecilla y el dobladillo y otros 10 cm si quieres seguir nuestro consejo de que arrastren.

  1. No utilizar la cantidad de tela necesaria

Nada más aterrador que una cortina escuálida y raquítica. Para calcular la cantidad de tejido necesaria para la cortina te recomendamos multiplicar tu medición por 2 o 2,5 e incluso en ocasiones hasta por 3 en el caso de visillos muy finos o ligeros.

  1. No pensar en la funcionalidad

La forma de confección y el sistema de sujeción de las cortinas son esenciales para que tus cortinas sean un éxito. Una cortina difícil de accionar puede hacer que acabes odiándolas. Piénsalo bien antes de decidir si eliges ollaos, onda perfecta, anillas, ganchos, lazadas o cualquier otro sistema para sujetarlas. Piensa que tienes que abrir las cortinas todos los días!

 

About Aroa XXI

Desde Aroa cuidamos de este blog con todo el cariño para, día a día, estar más cerca de ti. Por eso queremos escucharte y que compartas tus experiencias con nosotros. Gracias por estar ahí... y confiar en Aroa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.